Tallado

Se elige el tronco de la madera del copal con características especiales en su forma que con ayuda de la imaginación, permitan la creación de la pieza a tallar. La madera tiene que estar verde para facilitar detalles y cortes finos en ella. Los machetes, gubias y navajas son elaboradas en el mismo pueblo, dado que es aquí, donde se saben las “puntas” específicas que se utilizan a lo largo de este paso de elaboración.

Secado

Se coloca la pieza tallada al sol o en comal, buscando que “abra”, con la finalidad de que por esta grieta el futuro nahual respire y pueda evaporarse el agua en el interior de la madera. Una vez seca la pieza es ligera y firme, indicadores esenciales de que la pieza está lista para el siguiente paso del proceso

Curado

Se baña la pieza con una mezcla contra insectos, libre de sustancias dañinas y aprobadas para su utilización en madera decorativa. Es importante mencionar que el líquido está libre de gasolinas y pentaclorofenol.

Resanado

Se iguala la superficie de la pieza, es decir, se uniforma la piel del futuro nahual llenando cualquier hueco o imperfección, con ayuda de aserrín o pequeños trozos de madera y pegamento blanco para cubrir cualquier imperfección de la madera.

Lijado

Se lija por completo la pieza, primero con lija para madera gruesa y luego se le da otra pasada con lija más fina. La intención es que la piel del futuro nahual sea completamente lisa, sin bordes o protuberancias que impidan el libre trazo con los pinceles.

Fondeado

Es en esta etapa donde se inicia el proceso de diseño de la pieza. Se toma en cuenta el movimiento natural del animal o la intención que tiene. Se seleccionan los colores y los símbolos que servirán para explicar su historia e importancia en la naturaleza. La finalidad es preparar “el lienzo” que servirá de base para decorar con símbolos zapotecos.

Decorado

Se utilizan pinceles, espinas y agujas para decorar la piel del nahual. Se consideran los símbolos zapotecos que cuentan la historia de cada pieza y conservan los movimientos de la misma. Se tiene mucho cuidado que los símbolos seleccionados no eliminen las curvas naturales de la pieza. Lo que tratamos es que el nahual aparente ser un animal que fue captado en su entorno natural, que se vea vivo.